Carta a mi Conciencia

17 agosto 2010
Hola Amigos! 
Después de este fin de semana largo, mirando mis notas, encontré una reflexión que había guardado hace bastante y me pareció tan exacta que no dude en compartirla con todos ustedes,muy buena para estos tiempos en donde al parecer "el tener conciencia de nuestros actos o pensamientos" para algunos es una tarea más que difícil...
Así comienza:


"Querida Amiga Consciencia:
Después de tantos desencuentros, resolví escribirte esta carta para pedirte un favor:

En primer lugar, me gustaría decirte que te amo profundamente. Pero nuestras relaciones están agitadas, pues últimamente me vienes causando varios problemas. Tengo el pecho dolorido por los embates de tu desequilibrio emocional. El efecto de éso son las potentes descargas que me hacen galopar. Tu te desequilibras y soy yo quien acaba pagando los platos rotos!. Y lo peor es que tu no notas que me estás hiriendo!
Cada vez que tu te apasionas, es una tragedia. Y es la misma canción de siempre, muchas sonrisas al inicio, pero después de algún tiempo viene el llanto de ambos lados. Y en mi pecho siempre llevando el campo de batalla!
¿Tu no has pensado que yo soy importante? Probablemente no. En contrapartida, yo , que no paro un segundo, pienso frecuentemente en ti. Además, no tengo como no pensar, tu me atraes problemas en todo instante, aunque yo no quiera estoy obligada a prestarte atención.
Conozco tu cuerpo mejor que nadie. Desde que nací, estoy obligada a bombardearte sangre sin parar a todas las partes de tu templo de carne. Toda tu estructura física, precisa de mi. ¿Por qué tu no me tratas mejor? Soy la mas sacrificada de las dos. Ni siquiera puedo mejorar las condiciones de trabajo que tengo. Si yo paro, Tú te mueres!!! ¡Ve!, ¡Anda! Dame un gesto de equilibrio, considérame como una joya preciosa en la joyería de tu cuerpo y en lugar de esas emociones que me das constantemente, dame un poquito de energía linda. Dame un baño de sentimiento luminoso que me acaricie con ondas de amor. Total?
Si aunque me sigas maltratando como lo haces, yo continúo amándote.
¿Imagina si me trataras mejor?, sin duda, yo te amaría mucho mas!
Conciencia Superior
En materia de sentimiento, soy mucho más especializada que tú. Por éso, para que tengamos una mejor convivencia, voy a darte algunas reglas, y así nos llevaremos mucho mejor:
Substituye la emoción grosera por el sentimiento sutil.
No te apoderes de la criatura amada, ella no te pertenece. Es una obra de Dios en la Tierra, le pertenece a Él y a la vida. Fue colocada en el contexto de tu vida para enriquecerte con el sentimiento, y no para ser aprisionada en tu desequilibrio emocional. Ámala, enséñale, condúcela hacia el bien y, al mismo tiempo, serás más amada, aprende a ser conducida por ella.
Se prudente; no te entregues totalmente, mientras no conozcas profundamente a otra persona. Conoce primero cuánto ella vale por sí misma, para ti y para tu vida.
No te cierres en relación al consejo anterior, yo te dije a TÍ, SER PRUDENTE!, y no para que te cierres a los otros. Ser prudente no es jugar o juzgar a otra persona. Deja a las personas entrar en ti, igualmente, la prudencia te recomienda que avales mejor a quien está transitando en tu interior.
Ama inteligentemente y no dejes que las emociones eludan tus sentimientos.
No aplastes tus emociones; trabájalas con cariño y transmútalas en sentimientos buenos.
No tengas tantos dolores por nada. Muchas veces tu realizas una determinada acción, pero después quedas llena de autoculpa, por lo que hiciste , y...
¿Al fin de cuentas, quien sufre? Sólo yo!!!
Por eso, por el bien de nosotras dos, no tengas autoculpa.
Haz las cosas con un alto nivel, como consciencia adulta y no como una "conciencia adolescente".
Si encuentras que una acción es errada, NO LA HAGAS!! aunque estés ardiendo de voluntad por hacerla.
Piensa bien sobre las consecuencias de un acto. Avala la situación y solo toma una decisión de hacer o no, si te encuentras tranquila. Nunca tomes una decisión apresurada, o presionada por un factor emocional, sea del origen que sea, interno o externo. Cuanto mayor sea tu ansia , mayor será la probabilidad de tomar una decisión errada.
No sé si sabes que varias de las autoculpas que tienes, yo ya las tuve en otras ocasiones, son provenientes de condicionamientos religiosos y anticuados, y de una educación familiar, muy arraigada en valores antiguos.
Además de eso, existe también toda la presión de conducta que la sociedad nos impone. Por eso, Mi Buena Amiga Consciencia, ten noción correcta de tus objetivos en la vida.
Eres un espíritu en evolución, aun estás aprendiendo y es normal equivocarse. Es obvio que debes tomar una postura más sensata, pero no seas una carga para ti misma, ( y por extensión, de esta pobre amiga que te escribe).
Ten un poco de paciencia con tus defectos, procura dominarlos, pero sin atormentarte! No tengas pena por los errores cometidos y no dejes que nadie los utilice contra ti!
¡Mira hacia delante! y deja que el tiempo y la vida te eduquen a través de la experiencia.
Si allá en el frente vuelves a errar, procura aprender del error. Si te equivocas más de una vez, aprende con ese nuevo error, y así sucesivamente. Porque si no yerras, ¿cómo vas a aprender lo que es verdadero?
Con esto no te estoy diciendo que seas liberada para cometer los atropellos que quieras, y no sentirte mal por causa de ello. Estoy apenas alertándote, cuando las autoculpas te son impuestas ( y eso para mi propio bien, porque si tú te haces mala , quien acaba sufriendo soy yo)
Tu sabes muy bien el limite de las actitudes, dentro del contexto evolutivo en el cual estás insertada y sabes muy bien, que el que hace mal recibe mal en doble y si hace bien, es igualmente proporcional.
Dale siempre prioridad a tus objetivos espirituales, sin perder los "pies del suelo", aunque eso haga sufrir a las personas que no te comprendan.
(Que al final de cuentas, quien va a llevarse las incomprensiones soy yo, mas hago el sacrificio por ti)
Se feliz realmente!. Yo te agradeceré por eso y seré feliz, por nosotras dos.
Siendo así, recuerda: ¡Cabeza al frente, y Equilibrio en todos tus momentos!!
Estoy golpeando firme en tu pecho y abrazándote, y... Abracémonos las dos!
Un día soltaremos este cuerpo humano y pasaremos a golpear en el pecho Cósmico como un solo corazón espiritual. (acaso tu pensaste que te quedarías aquí?)
En ese día , en vez de bombear sangre, bombearemos juntas Sentimiento Puro y Energía Universal y seremos sumamente felices las dos.
Y por aquí me despido, deseándote todo de bueno, y dejándote la certeza de que en tu pecho tienes esta niña que te ama...llamada...



Ludy Mellt Sekher©
podés visitar su página: http://caricias.sekher.com

4 comentarios:

Anónimo dijo...

me encantó esta reflexión,gracias por tu aporte,siempre interesantes!
Saludos
Anita

Sony dijo...

hola luciano,preciosa carta,gracias por compartirla.
ojala fueran muchos en estos tiempos que corren donde los valores se han perdido en su mayoria que escribieramos una carta a nuestras conciencias,te aseguro que mas de uno por las noches dormiria con menos carga.


te dejo un fuerte abrazo y ahora si pude dejar mis comentario en esta preciosa entrada.

MIGUEL ANGEL dijo...

Hola Luciano, es una reflexión muy interesante y llena de mucha carga emocional. Es curioso, pero nunca antes había leído tan semejante reflexión, lo cual hace que destaque más tu manera de ser y por supuesto tu personalidad. Debo comentarte que me ha dejado atrapado en mis pensamientos. Un abrazo cálido.

Luciano A Platt dijo...

Gracias Amigos por sus palabras... y ambos tienen razón con lo que les pareció, a mi modo de verlo, es tal cual, uno a veces no se pone a pensar detenidamente lo que realmente dice nuestra "conciencia"...una reflexión que cada uno a su manera debería tenerla en cuenta y me incluyo por supuesto.
Abrazos y que sigan bien!
Luciano